La necesidad sentida en la comunidad, acerca de que las niñas que terminaran la básica primaria continuaran sus estudios dentro del municipio, hizo que un grupo de pobladores se organizaran y buscaran el funcionamiento de un bachillerato para Gómez Plata.

El Honorable Concejo Municipal cuyo presidente era el Señor Julio Palacio, se reunió y en varias sesiones, donde debatieron la posibilidad de fundar el colegio para Señoritas en el Municipio.  Varios concejales se opusieron argumentando que las personas que quisieran estudiar podían desplazarse a la ciudad de Medellín o a otras poblaciones cercanas; que Gómez Plata, no necesitaba de ese tipo de instituciones.  Transcurrido el tiempo la Señora Zenobia Marín, convocó a varias sesiones, aprovechando la ausencia del Presidente del Honorable Consejo y de uno de los grandes opositores del proyecto: Don Gilberto y en espacio de dos días el Concejo Municipal, aprobó la conformación del colegio para Señoritas con el nombre de “Presbítero Pablo Emilio Arias”.

La ordenanza No.13 del 07 de diciembre de 1961, creó oficialmente el Liceo con el nombre de “Liceo de Señoritas”.

El 25 de marzo de 1963, se dio inicio al ciclo de la básica secundaria.  Las aulas estaban ubicadas en los locales del municipio donde hoy funciona la bodega municipal, la asociación de mujeres y la oficina de los bomberos; El total de estudiantes eran 54 y con el fin de reponer el tiempo de clases que habían perdido desde el inicio del año escolar, el horario de estudio fue de 07:00 a.m. a 06:00 p.m., con un solo descanso para almorzar, los sábados se estudiaba en un horario de 07: 00 a.m., a 12:00 m.  Cada estudiante pagaba 10 pesos por concepto de matrícula y por pensión mensual.  Durante esta época fue fundamental la colaboración recibida por parte de la Parroquia y de la Administración Municipal.

La primera Rectora fue la Señora Celina Vélez de Ochoa y los primeros profesores “ad honorem” fueron: el Presbítero Liborio Echeverry Mejía, El Presbítero Cesar Toro, el Doctor Lácides de Moya, Los Señores Milciades Cano, Raúl Agudelo, Carlos Palacio, Las Señoras Mercedes Cardona, Lidya Barrera y Celina Vélez de Ochoa.

En el año 1964, por el decreto 13194, se nombró como profesora oficial a la Señorita Julia Ossa Jaramillo y al siguiente año se asignó la rectora oficial, la Señora Luz María Prada y la rectora que estaba ejerciendo en ese momento, paso a ser parte de la planta de profesores.

El bachillerato hecho realidad fue creciendo y haciéndose más necesario en la conciencia de los habitantes de Gómez Plata, quienes materializaron su idea en la construcción de un edificio.  Se organizaron comités en los que participaron estudiantes del Liceo, de las Escuelas, los profesores, la Administración Municipal y toda la comunidad.  Todos, se unieron a tal labor.

El Doctor Gerardo Molina, consiguió una asignación anual de $90.000.oo, por parte de la nación, para el funcionamiento de bachillerato.  Los planos fueron diseñados por el oficial Darío Zapata y el edificio fue construido en la calle 48 No. 51-25.

De 1961 a 1971, el liceo funcionó como internado.

A partir de 1968, el liceo inicia el proceso de integración mixta y en el mismo año recibe su diploma de bachiller el primer varón en la historia de las promociones del Liceo, el Señor René Vásquez.

La época que vivió el Liceo de 1967 a 1972, tiene la huella benefactora de una Rectora que luchó incansablemente por la institución y fue la Señora Maruja Bedoya quien ayudo a salir a la Institución de momentos de crisis y logró que ésta tuviera un himno.  La letra fue posible a la colaboración del entonces estudiante Jorge Mira y la música al talento del Maestro Carlos Vieco Ortiz.

Día a Día la Institución ha ido creciendo y ha tenido otros nombres como “Liceo Departamental Integrado Gómez Plata”, “Liceo Gómez Plata” con una modalidad de bachillerato académico; por tal institución han pasado innumerables administradores, profesores y estudiantes.

La Resolución Departamental 1464 del 20 de febrero de 2003, fusiona las escuelas urbanas y el Liceo Gómez Plata en una sola Institución con el nombre de “Institución Educativa Gómez Plata”.  Es así como desde preescolar hasta undécimo grado se ofrece una educación a nivel municipal bajo una misma administración, una misma filosofía y un mismo Proyecto Educativo Institucional.

Es satisfactorio saber que el bachillerato que una vez planearon algunos pobladores y por el cual lucharon, se logró; ha ido creciendo, posicionándose a nivel nacional porque hace más de una década se está sosteniendo en el nivel alto en las pruebas saber 11, y ha permitido que sus egresados, hagan parte como estudiantes de diferentes universidades, saliendo brillantes profesionales en diferentes áreas y hoy recuerdan con orgullo que son egresados de la actual Institución Educativa Gómez Plata.

(Esta reseña se logró, gracias a la narración oral de varios protagonistas de la época como la Profesora, ya fallecida, Lucía Arango, algunas egresadas de la primera promoción).

 

1337